31 de diciembre de 2017

Navidad en el asilo de noche (Rosa Luxemburgo)

El siguiente texto fue escrito la última noche de 1911 por Rosa Luxemburgo, tras la muerte por envenenamiento de multitud de obreros pobres en un asilo en Berlín, que conmovió (ligeramente, pues ya sabemos que a la burguesia, solo les conmueve realmente el dinero) a la sociedad "decente" y "bienpensante" de la época.
Rosa Luxemburgo en un mitín en Berlín

En el texto se denunciaba la verdadera causa del envenenamiento producido en el asilo municipal de la capital alemana en la Navidad de 1911, por el que una multitud de obreros perdieron sus vidas: la pobreza, la exclusión, la explotación, el capitalismo que usa al hombre como mera mercancía cuando es productiva y la tira a la basura cuando le sobra.

No es que ese envenenamiento fuera algo excepcional. Precisamente eso es lo que subraya Rosa Luxemburgo, que lo que sucedió en plena Navidad y que hizo prestar un poco de atención a la degenerada clase explotadora hacia los obreros muertos sucedia en realidad todos los dias en fabricas, suburbios y campos de toda Alemania, aunque en general el drama no fuera suficientamente importante para los medios de propaganda y para la escasa sensibilidad de la burguesia, preocupada más bien de cómo exprimir al máximo la riqueza producida por los que quedaban vivos.

Lo peor de todo es que, como también denunciaba Rosa Luxemburgo, y que más de un siglo después sigue sucediendo tal como entonces, los mismos obreros ayudaban a construir ese muro que les separa de sus propios hermanos caídos en desgracia mientras a ellos mismos les va bien, y no ven en el sufrimiento de sus camaradas de clase lo que mañana puede sucederle a sus propias familias y, de hecho, padecen millones de proletarios en el mundo.

Se trata de un texto totalmente actual casi un siglo después de haber sido escrito. En estas navidades de 2017, a punto de llegar 2018, mientras se celebran las fiestas con la sonrisa forzada y ciega del que no mira bien a su alrededor, (porque no puede o porque no quiere), miles de seres humanos mueren de hambre, miles de ciudadanos son bombardeados o asesinados en busca de recursos naturales para que los países imperialistas aumenten todavía más sus beneficios, y millones de obreros como los envenados en Berlin en 1910, sufren una oleada reaccionaria en todo el mundo que les hace perder sus trabajos, su dignidad,  y sus derechos.

La burguesía ha extendido entre la clase obrera su ideología aparentemente neutra, su Navidad hueca y sin sentido en la que la alegría hipócrita oculta todas las injusticias que acaecen en el mundo, incluso las del otro lado de nuestra propia calle. Mientras los obreros "afortunados" consumen irracionalmente siguiendo el modelo impuesto por las televisiones a imitación del amo,  el capitalismo sigue matando en los asilos, en las ciudades ocupadas, en los barrios de las minorías étnicas, en los pueblos sin derecho a la autodeterminación, en los vertederos de la sociedad consumista, a traves de la violencia de género, con bombas, con mentiras, y, en definitiva, con el principal arma genocida de la minoría dominante: la explotación a través del control de los medios de producción (economica e ideologica).

Aún así, la aspiración intrínseca al ser humano a la justicia hace inevitable que, mientras haya una victima de la opresión, un muerto de hambre o enfermedad por la explotación de una clase sobre otra, de un pueblo por otro, y mientras una minoría mafiosa, parasitaria y criminal siga aumentando privilegios gracias al sufrimiento y al trabajo de la mayoria, siempre habrá alguien que siga llamando a la lucha con la proclama con la que la Rosa Luxemburgo termina el texto que podéis leer a continuación:

"¡Abajo el orden social infame que engendra tales horrores!"

Y, como colofón, y como un deseo para la clase trabajadora para el año que va a empezar en pocas horas, 2018, terminamos con una proclama de la comunista alemana que ha pasado a la historia por su cruda certeza: !Socialismo o Barbarie!


NAVIDAD EN EL ASILO DE NOCHE (ROSA LUXEMBURGO, 1 DE ENERO DE 1912)

Un acontecimiento acaba de turbar cruelmente la atmósfera de fiesta de nuestra capital. Las almas piadosas venían justamente de entonar el bello canto tradicional: "Navidad de alegría, Navidad de misericordia", cuando se esparció bruscamente la noticia de que un envenenamiento en masa acababa de producirse en el asilo municipal. Las víctimas eran de diversas edades: Joseph Geihe, empleado, 21 años, Karl Melchior, obrero, de 47 anos, Lucien Scieptarorski, 65 anos, etc. Cada dia se traían nuevas listas de hombres sin casa, victimas del envenenamiento: La muerte los finiquitaba por todas partes: en el asilo, en la prisión, en el "chaufoir" público o simplemente en la calle, acurrucados; en cualquier rincón. Antes que el ano nuevo naciera, al son de las campanas, 150 se retorcian presas de los espantos de la agonia y 70 estaban ya muertos.

Durante muchos días, el modesto edificio de la calle de Froebel, que  todo el mundo rehuye en tiempo ordinario, concentra boy sobre él, la atención general. ¿Cuál era, pues, la causa de este envenenamiento en masa? ¿Se trataba de una epidemia o de un envenenamiento provocado por el consumo de alimentos en descomposición? La policía se dió prisa en restablecer la tranquilidad de la población: no se trataba de una enfermedad contagiosa. Mejor dicho, el hecho no presentaba ningún peligro para la población decente, para las gentes distinguidas de la ciudad. La muerte no tocaba más que a los "habituales" del asilo de noche, los cuales, con ocasión de la fiesta de Navidad, habían ingerido quizas arenques podridos o aguardiente infectado, "a trés bon marché".

Pero aquellas gentes ¿dónde habian conseguido esos arenques podridos? ¿Los habían comprado a un vendedor ambulante de pescado? ¿o los habían recogido de los montones de basura en el mercado? Esta ultima hipótesis fue inmediatamente descartada por la perfecta razon de que los desechos de los mercados no constituyen, como podrian imaginarlo las gentes superficiales e ignorantes de las sanas medidas de la economia política, un bien sin dueño, del cual el primer vagabundo que llega se puede apropiar. Estos desechos son reunidos y vendidos a grandes empresas que les utilizan para el engorde de puercos. Se les desinfecta y muele cuidadosamente. Asi sirven de alimento a ese rebaño. Individuos vigilantes de la policía de mercados velan para evitar que los vagabundos vengan a tomar sin autorización el alimento de los puercos, para comerlo así sin desinfectar y sin moler. Era, pues, imposible que, como algunos lo imaginan fácilmente, los sin hogar hubieran recogido su festín de Navidad entre los montones de basura de los mercados. Es por esto que la policía buscaba al vendedor ambulante o al pulpero que ha vendido el aguardiente infectado, que determinó el envenemiento.

En el transcurso de toda su existencia Joseph Gehie, Karl Melchior, Lucien Sciptoriopski, no habían nunca atraído la atención tanto Como hoy. Pensad, pues, ¡que gran felicidad! Verdaderas juntas médicas secretas investigan prolijamente entre los intestinos de las recientes víctimas. El contenido de sus estómagos, para los cual el mundo había hasta entonces manifestado tanta indiferencia, es ahora examinado minuciosamente y hecho objeto de apasionadas discusiones en toda la prensa.


Los periódicos anuncian que diez médicos se ocupan en preparar líquidos para el cultivo del bacilo, causa del envenenamiento. Por otro lado, se quiere saber de una manera precisa dónde cayó enfermo cada uno de esos miserables; ¿en el "Tenil" donde la policía encontró muerto a alguno de ellos o en el asilo donde otros habían pasado la noche? Lucien Sciptierovski ha devenido subitamente una importante personalidad y si él no fuera en este momento cadáver de olor nauseabundo sobre la mesa de disección seguramente tendría para inflarse de vanidad. Si, el emperador mismo --!que Dios le bendiga!, está preservado de peores males gracias al aumento debido a lo caro de la vida de tres millones de marcos que le ha sido aumentado sobre su pensión civil que recibe en calidad de rey de Prusia-- el emperador mismo, pide insistentemente noticias de los envenenados en tratamiento en el hospital municipal. Y su alta esposa, femenina y enternecidamente, hace por intermedio del chamberlán Von Winterfeld, expresiones de su condolencia a M. Kirschner, burgomaestre de la ciudad. En verdad, el burgomaestre Kirschner no ha comido arenque a pesar de su precio barato y se encuentra él con su familia en excelente salud.

No es tampoco que nosotros lo creamos parientes o relacionados de Joseph Gehie o de Lucien Sciptierovski. Pero después de todo ¿a quién el señor chamberlán Von Winterfeld debía expresar las condolencias de la emperatriz? No podía evidentemente trasmitir las salutaciones de su majestad a los pedazos de cadáveres que yacían sobre la mesa de disección. En cuanto a los miembros de sus familias ¿hay alguien que los conocía? ¿Quién podría encontrarlos en los cabarets, los hospicios, los barrios de prostitución, y tambien en las fabricas y las minas donde ellos trabajan? Es por esto que el burgomaestre M. Kirschner acepta en nombre de ellos la condolencia de la emperatriz, lo que le da fuerzas para hacer suyo y soportar estoicamente el dolor de los parientes de Scipterovski.

Ante la catástrofe, en el Concejo Municipal se dieron pruebas de sangre fria viril. Se hicieron investigaciones, Se redactaron comunicados cubriendo de tinta innumerables hojas de papel. Pero a pesar de todo, se tuvo siempre la cabeza en alto y contra los espantos de la agonía en los cuales otros hombres se debatían, se permaneció con valor, con el estoicismo de los héroes antiguos delante de su propia muerte.

Y sin embargo, todo este suceso ha puesto una nota discordante en la vida pública. Ordinariamente nuestra sociedad conserva cierto carácter de decencia exterior. Ella observa la honorabilidad, el orden y buenas costumbres. Aunque es cierto que hay lagunas o imperfecciones en la estrúctura y en la vida del Estado.

¿Pero después de todo, el Sol no tiene tambien manchas? ¿Y existe aqui abajo alguna cosa perfecta? Los obreros mismos, los mejor pagados, los que están organizados, creen de buena voluntad que la existencia y la lucha del proletariado se prosiguen dentro de límites de honorabilidad y compostura. ¿La gris teoría del pauperismo no ha sido refutada (1) ya desde hace tiempo?. Todos saben bien que existen asilos de noche, mendigos, prostitutas, "soplones", criminales y otros elementos de perturbación. Pero se piensa ordinariamente en esto, como en algo lejano, existente en alguna parte, fuera de la sociedad propiamente dicha.

Entre la clase obrera exitosa y sus parias hay un muro y se piensa raramente en los miserables que se arrastran en el fango, al otro lado del muro. Pero, bruscamente algo sucede, algo que hace el mismo efecto que si en un círculo de gentes bien educadas, amables y distinguidas, alguien descubriera por casualidad en medio de los muebles caros y preciosos, las huellas de un crimen abominable o de innobles corrupciones. Bruscamente un horr
ible espectro arranca a nuestra sociedad su máscara de compostura y enseña a todos que su honorabilidad no es más que el atavio de una prostituta. Bruscamente aparece que la superficie brillante de la civilización cubre un abismo de miseria, de sufrimiento y de barbarie. Verdaderos cuadros del infierno surgen, en los que se ven criaturas humanas hurgando en los montones de basura. Buscan los desechos, retorciendose en los espantos de la agonía. Se les ve así, agonizando, enviar a lo alto su aliento pestilente.


Y el muro que nos separa de este siniestro reinado de sombras aparece bruacamente como un simple decorado de papel pintado.
¿Quienes son, pues, estos habituales del asilo de noche envenenados por el arenque podrido o el aguardiente infecto? Un dependiente de almacen, un albañil, un tornero, un herrero, obreros, obreros, nada más que obreros. ¿Y quienes son, pues, los sin nombre que no han podido ser identificados por la policía? Obreros, siempre; nada más que obreros, en todo caso que lo eran todavía no hace mucho tiempo.

Y, en verdad, ningún obrero está garantizado contra el asilo o el arenque podrido. Ahora, vigoroso todavia, honesto, trabajador, ¿qué devendrá mañana si ya no es recibido en su trabajo porque habrá alcanzado el fatal limite de edad o que su patrón lo declara inutilizable? ¿Qué será de esta vida si mañana cae víctima de un accidente que hará de él un inválido, un mendigo? Se dice: las gentes fracasadas en el asilo no son en su mayor parte más que débiles y malos elementos. Viejos con el espíritu débil, jóvenes criminales, de atenuada responsabilidad. Es posible, pero los malos elementos de las clases superiores no caen nunca en el asilo sino son enviados a los sanatorios o al servicio de las colonias donde puedan satisfacer con toda libertad sus perversos instintos en las personas de los negros y de las negras.

Ancianas reinas y grandes duquesas que devienen
idiotas, pasan el resto de sus dias en palacios suntuosos rodeadas de una muchedumbre de respetuosos servidores. Para el viejo sultán Abdul Amid (2), ese monstruo abyecto que tiene sobre su conciencia millares y millares de víctimas y al que sus crímenes innumerables y sus excesos sexuales han entorpecido los sentidos, la sociedad lo tiene preparado como último refugio una explendida villa con magnificos jardines, cocineros de primer orden y un harem de florecientes mujeres, de doce anos para arriba.

Para el joven criminal Prosper Eherenberg (3), una prisión
confortable, bien provista de champagne, de ostras y una gozosa socieciad. Para los príncipes de instintos pervertidos, la indulgencia de los tribunales la abnegación de esposas heroicas y la dulce consolación de una buena y añeja cara. Para Madame d'Kbestein, esa mujer que tiene sobre su conciencia un asesinato y un suicidio, una confortable existencia burguesa, "toilettes" de seda y la simpatía dicreta de la sociedad.

Pero los viejos proletarios en los que la edad y el trabajo y las privaciones han debilitado el espíritu revientan como los perros de Constantinopla, en las calles, contra las muros, en los asilos, en el arroyo, y al lado de ellos se encuentra por todo rastro una cola de arenque podrido. La división de clases se evidencia duramente, cruelmente, hasta en la locura, hasta en el crimen, hasta en la muerte. Para la canalla aristocrática, la indulgencia de la sociedad y los goces hasta el último sorbo. Para el Lázaro proletario, el hambre y el bacilo de la muerte en los montones de basura.

Es así como se acaba la existencia reservada al proletario en la sociedad capitalista. Apenas sale de la infancia, comienza como un obrero trabajador y honesto en el infierno del servicio paciente y cotidiano en provecho del capital. Por millones y decenas de millones el oro aumenta en las granjas de los capitalistas. Una ola de riquezas cada vez mas formidable se vierte en los bancos y las bolsas de valores. En tanto, los obreros en masas grises y silenciosas atraviesan cada tarde las puertas de las fabricas y de las construcciones, como las pasaron en las mañanas, miserables, vagabundos, comerciantes eternos que llevan al mercado el solo bien que poseen: su propia piel.




De tiempo en tiempo un accidente, una tempestad los barre por docenas y por centenas de la superficie de la tierra. Una pequena nota en el periódico, una cifra redonda, hacen conocer brevemente el accidente. Al cabo de algunos días se les ha olvidado y su ultimo suspiro es apagado por el jadeo y las trepidaciones de la carrera de las ganancias. Al cabo de algunos dias, nuevas decenas y centenas, ocupan sus plazas bajo el yugo del capital.

De tiempo en tiempo sobreviene una crisis, semanas y semanas de paro, de lucha desesperada con el hambre. Siempre el obrero consigue prenderse a cierta capa infernal, feliz de poder tender de nuevo sus musculos y sus nervios al servicio del capital.

Sin embargo, las fuerzas disminuyen poco a poco. Un prolongado desempleo, un accidente, la vejez que se aproxima y, he aquí al obrero obligado a aceptar la primera ocupación que encuentra. Pierde su profesión y cae cada vez más bajo irremediablemente. El azar domina hien pronto su existencia, la desgracia lo persigue. El encarecimiento de la vida lo golpea cada vez más duramente. La energía constantemente desplegada en la lucha por el pan, se relaja al fin; su amor propio desaparece y he aquí que bien pronto se encuentra ante la puerta del asilo de noche y en otros casos ante la de la prisión.


Todos los años millares de existencias proletarias se desplazan así, fuera de las condiciones de existencia normal de la clase obrera, hacia los bajos fondos de la miseria. Se desplazan insensiblemente como un sedimento sobre el suelo de la sociedad, igual que las sustancias inútiles, de los que el capital no puede sacar ya ningún provecho: igual que un montón de basura humana que la sociedad barre despiadadamente con su escoba de hierro. El brazo de la ley, el hambre y el frío, sirven aquí a su entera comodidad. Y en fin de cuentas, la sociedad burguesa tiende a sus parias la copa de veneno que les hace desaparecer.

"El Sistema de asistencia pública, dice Carlos Marx en "El capital", está representado por la casa de inválidos, los obreros ocupados y el peso muerto de los "sin trabajo". En la sociedad capitalista el trabajo está indisolublemente ligado al paro. El uno y el otro son igualmente necesarios; el uno y el otro son una condición indispensable de la producción capitalista. Más son considerables la riqueza social, el capital explotador, las dimensiones y velocidad de su crecimiento y por consecuencia la plenitud absoluta dcl proletariado y del rendimiento de su trabajo y más considerable es la capa de sus desocupados. Pues, mientras más considerable es esta capa de desocupados en relación a la masa de obreros ocupados, es más considerable también la capa de obreros en excedente, reducidos a la miseria. Es esta una ley ineluctable de la producción capitalista".

Lucien Scipterovski que muere en la calle envenenado por un arenque podrido pertenece al proletariado, tanto coma el obrero calificado que recibe buen salario, compra cartas postales de nuevo año y una dorada cadena de reloj. El asilo de noche y el Deutsche Bank (4)son los dos pivotes basicos de esta sociedad. Y el festín de arenque podrido y de aguardiente envenenada en el asilo de noche es el reverso invisible del caviar y del champagne en la mesa del millonario. Esos señores de los consejos medicos secretos pueden seguir buscando durante mucha tiempo al micróscopio el germen de muerte en los intestinos de los envenenados y preparar líquidos de cultivo. Sin embargo, el verdadero bacilo del que han muerto las gentes del asilo municipal es la sociedad capitalista y sus productos.

Cada día los sin albergue mueren de hambre y de frío. Nadie se ocupa de ellos, a no ser el parte cotidiano de la policía. La emoción provocada esta vez par este fenómeno banal se explica únicamente por su carácter de masa. Pues no es más que cuando su miseria adquiere un carácter de masa que el proletario puede obligar a la sociedad e interesarse por él. Hasta el mismo sin hogar en su aspecto de masa simplemente tomada coma un montón de cadaveres adquiere una verdadera importancia pública.

En tiempo ordinario, una cadáver es una cosa muda, sin la menor importancia. Pero hay cadáveres que hablan más alto que las trompetas e iluminan aventajando a las antorchas. Después del combate de barricadas del 18 de marzo de 1848, las obreros de Berlín levantando en sus brazos los cadáveres de sus hermanos caídos en el curso de la lucha, las condujeran delante del palacio real y obligaron al despotismo a saludar a sus víctimas. Ahora se trata de levantar los cadáveres de los sin hogar de Berlín envenenados, que son la carne de nuestra carne, y la sangre de nuestra sangre, sobre nuestros brazos, nuestros millones de brazos proletarios y de conducirlos en la nueva jornada de lucha que se abre ante nosotros, a los gritos mil veces repetidos: "¡Abajo el orden social infame que engendra tales horrores!"

--------------------------------------------------------------------------------

*Texto publicado en el periodico Die Gleichheit (La Igualdad) de las mujeres socialistas de Alemania, dirigido por Clara Zetkin.

[1] Expresión tomada del Fausto de Goethe.

[2] Abdul-Hamid II (1842-1918), 34º sultan otomano. Fue asesinado por los arménios. Destronado en 1909 por Mehmet V.

[3] Los Eherenberg eran una vieja familia principesca alemana.

[4] El más importante banco en la Alemania del emperador Guillermo II. Financió, por ejemplo, la construcción del Ferrocarril de Bagdad.


http://www.radiotirana.es/navidad-asilo-luxemburgo.php

28 de diciembre de 2017

CCOO y UGT escenifican el "todo va mucho mejor" que gobierno y patronal quieren hacer creer a los trabajadores

Imagini pentru ccoo y ugt traidores
La patronal y el gobierno español han sentado a la mesa a los dos grandes sindicatos del régimen, CC.OO. y U.G.T., para simular el "todo va bien" que nos quieren hacer tragar a los trabajadores; bajo la atenta e inquisitiva mirada de Rajoy y Juan Rosell, Unai Sordo (CC.OO.) y Pepe Álvarez (U.G.T.) han firmado una pírrica subida del salario mínimo del 4%, desde los 707 euros actuales a los 736 de 2018.

Por otro lado, el pacto incluye una subida progresiva del SMI hasta 850 euros en 2020, condicionada a que los trabajadores sean buenos y sumisos, se porten bien, colaborando para el aumento anual de la productividad (es decir, del beneficio empresarial): las subidas solo tendrán lugar si se dan 450.000 altas en la Seguridad Social al año y si la economía crece al menos un 2.5% anual.

En realidad, el acuerdo en el que los sindicatos han cumplido su habitual papel de mamporreros de los empresarios y del gobierno, no supone apenas ningún beneficio para la clase trabajadora, cuyo salario real, sin contar la brutal caída de su poder adquisitivo, ha descendido en 60.000 millones (cifras de la masa salarial total) desde 2008, mientras el PIB y los beneficios empresariales han superado la cifra de aquella fecha.

Por supuesto, los sindicatos domesticados no han abierto la boca ante ese contraste, el del gran beneficio de las empresas españolas y los salarios ridículos de los trabajadores que las producen. Al fin y al cabo, el único objetivo de este acuerdo es el de lavar un poco la cara al régimen, dando la sensación de que las cosas van mejor y que de esta buena nueva disfrutamos todos, incluso los trabajadores (por supuesto, no hay trabajador que se lo trague, aunque muchos si que se acabaran creyendo que el pacto es síntoma de esa recuperación que tanto nos intentan vender, pero que ningún obrero siente en su vida cotidiana, en su nómina o en su nivel de vida).

Imagini pentru abc pacto salario minimoEl objetivo es escenificar la falsa recuperación económica, intentando que los trabajadores se sientan incluidos en las esperanzadoras noticias de los medios de propaganda del régimen. No obstante, nadie les explica, ni los dos sindicatos presentes en la representación, que esa condición de aumentar la productividad no significa más que seguir reduciendo la calidad de los empleos, aumentando la precariedad y, por supuesto, que crezca la desigualdad entre beneficios empresariales y salarios. 

El diario ultraderechista ABC, en portada, ha publicitado la escena, a modo de nacimiento navideño, con Rajoy y Rosell vigilando que los sindicatos se comporten bien y la ministra de trabajo, como una maestra de aquellas de la letra con sangre entra, señalándoles con el dedo el lugar de la firma, por si acaso,  un Belén donde, por supuesto, los representantes de los trabajadores hacen el papel de mula y de buey. 

Se trata, pues, de la enésima traición de los sindicatos subvencionados por el estado, cuyo objetivo principal es desmovilizar a la clase obrera, a los intereses de los trabajadores. No obstante, los gerifaltes de CCOO ni UGT han dicho nada de la sonora contradicción, que muestra el desprecio del gobierno y la empresa, es decir los que se reparten los beneficios, a los que producen la riqueza, entre las limitaciones brutales impuestas por el gobierno a la raquítica subida del SMI hasta 2020 y las facilidades para aumentar el gasto militar destinado a la OTAN comprometiéndose el gobierno a gastar un 80% más en guerras, bombardeos y masacres militares hasta 2024.

27 de diciembre de 2017

Comunicado del Partido Comunista Revolucionario de Costa de Marfil (PCRCI) denunciando el golpe de estado contra Robert Mugabe en Zimbabwe

El Partido Comunista Revolucionario de Costa de Marfil (PCRCI) ha publicado un comunicado denunciando el golpe de estado imperialista contra Robert Mugabe, presidente de Zimbabwe; en esta ocasión, las fuerzas que lo han derribado no han sido las del imperialismo norteamericano en solitario, sino que han contado con el apoyo de China.

Imagini pentru zimbabwe
El golpe de Estado perpetrado en Zimbabwe por las fuerzas militares contra el presidente Mugabe, quien ha estado en el poder desde la independencia del país, proclamada en 1980, se ha realizado bajo la excusa de la grave crisis económica del país, pero, sobre todo, el supuesto intento de Mugabe de elegir a su esposa para sucederlo en el poder.

Lo reseñable en este caso es el papel de China. Beijing ha abandonado no sólo a Mugabe, un partner histórico, a quien culpabiliza de maniobras económicas que han desencadenado el descontento chino, sino que también abandona su política de no injerencia en los asuntos internos de países con quienes mantiene una relación de colaboración. John Everard, ex-embajador del Reino Unido en Corea del Norte y sinólogo, está convencido de que “sin lugar a dudas” Beijing ha jugado en este golpe de Estado “un rol similar al de la CIA en los años ’70”. China, no obstante, espera que haya una transición pacífica del poder, para proteger sus intereses, manteniendo una continuidad en los negocios entre los dos países.

En los últimos años el capitalismo chino ha puesto su objetivo en África, fuente de recursos aparentemente inagotables, prestando a los diferentes gobiernos miles de millones de dolares a cambio de dar preferencia a los productos manufacturados chinos y que sean las empresas chinas las que realizan las infraestructuras; es decir, economía colonial de toda la vida. A cambio de esta lluvia de millones en el continente más pobre del planeta, el gigante asiático se asegura el acceso a valiosos yacimientos de recursos naturales imprescindibles para alimentar su imparable desarrollo económico, como petróleo, gas natural, minerales y madera.
Lo nuevo, como hemos dicho, es la injerencia del gobierno chino para cambiar gobiernos (y no precisamente, para imponer gobiernos socialistas), como en el caso de Mugabe, al que ha sustituido su vicepresidente, más favorable a la economía neoliberal, Mnangagwa, con el apoyo del ejército de Zimbabwe. No obstante, el cambio de la política exterior china se ha podido apreciar al crear su primera base militar en el exterior (precisamente también en África, en Djibouti o el envío de efectivos militares en Siria. Claro que en este caso al menos lo han hecho con la excusa de apoyar a gobiernos electos acosados por una oposición financiada y organizada por la competencia imperialista, pero en Zimbabwe se ha tratado, precisamente, de quitarse de enmedio a un presidente incómodo.
Imagini pentru imperialismo chino y africa

Si bien no ha habido comentarios oficiales del gobierno al respecto, la posición asumida por China ha sido expresada de manera clara en el Global Times, vocero oficial del Partido comunista. Según el artículo de Wang Hongyi, fechado el 16 de noviembre, la gestión del gobierno de Mugabe ha causado numerosas pérdidas a China, y “un cambio de gobierno sería beneficioso” para ambos países.

Derek Matyszak, investigador de alto nivel en el Instituto de Estudios en materia de seguridad de Harere, capital de Zimbabwe, comenta que las relaciones entre China y Mugabe han sido difíciles a lo largo del último año y medio, porque China no está contenta debido a la mala gestión de la economía de Mugabe, y se muestra más favorable al Mnangagwa, el vicepresidente que finalmente asumió el poder, que es visto como un “pragmatista económico”. Además, un factor muy importante que ha provocado tensiones entre los dos socios históricos ha sido la repentina medida tomada por Mugabe el año pasado, a través de la cual se procedió a nacionalizar las minas de diamantes, afectando grandemente a los negocios de los capitalistas chinos en el país sudafricano, todo ello con la complacencia y colaboración del tradicional imperialismo norteamericano y europeo.

Por todo ello, el Partido Comunista Revolucionario de Costa de Marfil (PCRCI) hizo público el siguiente comunicado, que hemos traducido de la página Revolutionary Democracy:

Bajo la presión de los militares, Robert Mugabe, el Presidente de Zimbabwe, renunció a su
cargo el martes 21 de noviembre de 2017. Inmediatamente las agencias imperialistas y pro imperialistas se han regodeado, anunciando el fin de un dictador y pregonando el llamado fracaso de Mugabe y su política económica ruinosa.

Ante esta nauseabunda campaña de desinformación, el Partido Comunista Revolucionario de Costa de Marfil quiere restablecer la verdad de los hechos.

1) Los militares y el imperialismo han perpetrado un golpe contra el poder patriótico de Mugabe.

2) Mugabe permanece y permanecerá en la memoria del pueblo zimbawuense y en la historia como el héroe de la lucha contra el régimen racista de Ian SMITH, devolviendo  a los zimbawuenses su libertad y orgullo.

3) Mugabe permanece y seguirá siendo el que, mediante una audaz y valiente reforma agraria, ha permitido la devolución de la tierra a los campesinos zimbawuenses negros. Durante siglos, estas tierras fueron confiscadas por una minoría de colonos blancos.

4) Mugabe permanece y seguirá siendo para su pueblo, los revolucionarios africanos y el mundo, un verdadero patriota socialista y un luchador antiimperialista.

El Partido Comunista Revolucionario de Costa de Marfil condena este golpe que significa un revés para este pueblo en su movilización contra el imperialismo y contra los restos del apartheid.

!Honor y Gloria a Robert Mugabe!

Abidjan, 26 de noviembre de 2017

Achy Ekissi
Secretario General de la PCRCI

El obrero hambriento

La influencia y orientación que Mariátegui, con su docencia, impartiera, interesado en el
Mariategui y una delegación de trabajadores de Morococha, 1929
crecimiento cultural de la clase trabajadora, influyó notablemente en el desarrollo de la cultura proletaria peruana, al aparecer publicaciones dirigidas a la clase obrera y donde esta podía expresarse, rompiendo los límites del monopolio burgués de la cultura.

Así, a principios del siglo XX surgen poetas del seno de la clase trabajadora y campesina que usarán sus versos para extender la toma de conciencia de clase y de la explotación capitalista. La importancia que estos trabajadores le dieron a la cultura, tradicionalmente en manos de la burguesía, fue determinante para que se forjara la poesía proletaria, como expresión de una literatura clasista.

Como Lenin, Mariategui sabía lo importante que era para la revolución que los trabajadores hicieran suya toda la cultura burguesa anterior, para poder crear una cultura nueva y socialista, y por eso da enorme importancia a la lectura, al estudio, a la formación y a fomentar el espíritu de autosuperación continua. Para ello, se fomentan los órganos culturales obreros, como revistas, asociaciones, escuelas, etc.

Como explicaba Lenin a la Juventud Comunista, en su texto de 1920 "Si no nos damos perfecta cuenta de que sólo se puede crear esta cultura proletaria conociendo exactamente la cultura que ha creado la humanidad en todo su desarrollo y trasformándola, si no nos damos cuenta de esto, jamás podremos resolver este problema. La cultura proletaria no surge de fuente desconocida, no brota del cerebro de los que se llaman especialistas en la materia. Sería absurdo creerlo así. La cultura proletaria tiene que ser desarrollo lógico del acervo de conocimientos conquistados por la humanidad bajo el yugo de la sociedad capitalista, de la sociedad de los terratenientes y los burócratas. Estos son los caminos y los senderos que han conducido y continúan conduciendo hacia la cultura proletaria, del mismo modo que la economía política, trasformada por Marx, nos ha mostrado adónde tiene que llegar la sociedad humana, nos ha indicado el paso a la lucha de clases, al comienzo de la revolución proletaria"

Una de las primeras muestras de poesía proletaria en el Perú, nacidas en el seno de la clase trabajadora que se va formando e interesando por la cultura pasada para construir una cultura nueva, proletaria, es El obrero hambriento, de A. Hekshen, escrita en Lima, el 1 de mayo de 1920, y publicada en Lima, en la primera quincena de julio de 1920 en la Revista "El Obrero Textil":

Imagine similarăEl obrero hambriento:

Soy un obrero
mísero hambriento,
no tengo aliento
ni para hablar;
y así trabajo,
ando y reviento
porque tengo hijos
allá en mi hogar.

¿Está en las leyes
de la Natura,
mi triste suerte,
mi condición?
-Y la Justicia
desde su altura
está en las leyes
me respondió.

Está en las leyes
de los tiranos,
que en su provecho
suelen hacer;
y aunque trabajes
nunca en tus manos
lo suficiente
podrás tener.

Tu eres el brazo
de la riqueza
¿por qué...?
Porque eres el productor,
pero la clase,
rica y burguesa
se lleva el fruto
de tu sudor.

Tú que trabajas
humildemente,
que no eres pillo
ni eres ladrón;
pasas la vida
miserablemente
y eres esclavo
de un vil mandón.

Quieres obrero
sobre el planeta
cambiar de suerte
de condición
¡entonces canta
con el poeta!
¡viva la huelga
viva la unión!

25 de diciembre de 2017

El discurso del rey: fallidas lecciones de democracia, hipocresia sobre la corrupción y desprecio a la voluntad del pueblo catalán

El mantenido real, jefe de estado por obra y gracia de Franco y su Constitución, se mostró más modosito en su discurso de Nochebuena este año; los que se lo han escrito han tenido la intención de borrar la metedura de pata de la aparición televisiva del monarca después del Referéndum del pasado 1 de octubre, en el que no dudó en pedir mano dura contra sus súbditos catalanes por haber osado intentar decidir por sí mismos su propio destino, poniendo en riesgo el chiringuito de los Borbones y su vida cómoda a costa del erario público y de los españoles.

Imagini pentru franco, juan carlos y felipe
A pesar del tono rebajado y de aparecer con las orejas gachas, ha seguido con su mala costumbre de intentar dar lecciones de democracia sin haber sido votado por nadie, hablando de pobreza y corrupción mientras su familia ha gastado 760.000 euros (el salario anual de 50 trabajadores) solo en estas fiestas navideñas y su gobierno es el de un partido acusado de asociación delictiva por los jueces (por no citar los delitos de los miembros de su propia familia, por muy real que sea).

Felipe de Borbón sigue hablando desde las alturas de la impunidad de los suyos, de los familiares y de los camaradas de clase, mirando desde arriba a los trabajadores, al desempleo, a los desahucios, a los salarios miserables con los que cada vez menos llegan a fin de mes. Algo  propio de alguien que vive a costa de los demás por obra y gracia del asesino Francisco Franco y su régimen, y que jamás ha trabajado en su vida.

Con respecto a Cataluña, sigue sin entender que no se trata de un capricho o de unos cuantos locos que han inventado que tienen una lengua, una historia o un pueblo propio, sino de un sentimiento asentado, extendido y creciente que, lamentablemente para él y los de su clase, no se puede parar. Un sentimiento que tiene una fuerte raigambre histórica y que se entrelaza con la historia de todo el estado español, donde otros pueblos han sufrido la misma suerte que Cataluña.

Por otro lado , no se trata tan solo de un problema de nacionalidades, sino que lo que piden los catalanes, una República, el respeto al derecho a la autodeterminación de los pueblos, es el problema de toda la clase obrera del estado español, sobre el que sobrevuela la pervivencia de la impune traición a la República Española, derrocada por la violencia fascista y sustituida por el régimen represivo y criminal que se transfiguró, sin pena ni condena, en el actual.


A pesar de los miles de fosas comunes que siguen sembrando todas las regiones de España de una venganza, de una justicia, que tarde o temprano llegarán, pese a la imposición de una imaginaria España Una, Grande y Libre que socaba la libertad de sus pueblos a golpe de porra, tanque o tercio, de lo que se trata en realidad es de recuperar la articulación de una República federal, de una España de los pueblos en la que cada uno de estos pertenezcan o no a ella por decisión propia. Algo que, por supuesto, un rey al que nadie ha votado para serlo y cuyo único mérito es ser hijo del nombrado a dedo por un dictador, no nunca podrá comprender.

24 de diciembre de 2017

Hay que ser radicales, como la realidad misma

"Es cierto que el arma de la crítica no puede sustituir a la crítica de las armas, que el poder material tiene que derrocarse por medio del poder material, pero también la teoría se convierte en poder material tan pronto como se apodera de las masas. Y la teoría es capaz de apoderarse de las masas cuando argumenta y demuestra ad hominem, y argumenta y demuestra ad hominem cuando se hace radical. Ser radical es atacar el problema por la raíz."




22 de diciembre de 2017

Mapa de los monumentos conmemorativos de las Brigadas Internacionales en todo el mundo

En muchos lugares del mundo se pueden encontrar monumentos conmemorativos dedicados a los voluntarios de las Brigadas Internacionales que, en la Guerra Civil Española, apoyaron la República con el fusil en la mano o con otro tipo de colaboración (médicos, periodistas, técnicos, etc.). 

Junto con otras organizaciones de camaradas y voluntarios, la Asociación "Stichting Spanje 1936 – 1939" está elaborando un mapa de estos monumentos, que se puede consultar a continuación:




Visto en La Espina Roja

La independencia gana la mayoría absoluta en las elecciones del 21-D

Españolistas de ultraderecha, chovinistas de izquierda y otros sostenedores del régimen de Madrid quizás imaginaron que, por arte de birlibirloque, aplicando un artículo de aquella Constitución nacida de las entrañas del Movimiento Nacional Franquista, iban a desaparecer 2.000.000 de catalanes, y que el deseo de autodeterminación de todo un pueblo iba a esfumarse por arte de magia o milagrito de la virgencita del Rocío, tan pepera ella. Afortunadamente para los catalanes, los tiempos han cambiado un poco y ya nos pueden desaparecerlos en fosas comunes (al menos de momento, porque lo de la cal viva como práctica política no es un horror tan lejano).
Imagini pentru cataluña independiente

Sin embargo, las elecciones del 21 de diciembre han supuesto un gran chasco para los de la Una,
 Grande y Libre. El bloque independentista (JxCat, ERC y CUP) han vuelto a revalidar su mayoría absoluta, aumentando su número de votos en relación a las elecciones de 2015 en 95.000 papeletas. Todo ello a pesar de que la brutal campaña anticatalana y el miedo impuesto a golpe de porra policial el pasado 1-0 y de látigo judicial, con la aplicación del artículo 155 y la intervención del Tribunal Supremo en la campaña electoral, haya provocado que los neoliberales de ultraderecha (no, no se trata en su caso de una contradicción, aunque lo pudiera parecer), es decir, Ciudadanos, hayan ganado las elecciones a costa de la debacle pepera y del harakiri de Podemos, que optó por arrimarse al bloque del Arriba España.

Así pues, el resumen por bloques de la jornada electoral puede ser este:

-República Catalana: 2.027.998

-Arriba España: 1.854.299

-Equidistantes pero "arrimados" a los del 155: 317.146

En definitiva, lo peor de las elecciones catalanas ha sido que más de un millón de votos para la ultraderecha "neoliberal" españolista de C´s. El fascismo siempre suele pescar entre el descontento de la clase trabajadora con los que debieran ser sus representantes, y estos se empeñan en seguir poniéndose al lado de la oligarquía centralista; Rivera y Arrimadas y toda su facherío han aprovechado la situación para barrer el voto de los tibios, como los poco firmes en su posicionamiento, en su ya habitual oportunismo, de Podemos, único representante de una "izquierda" no nacionalista que, sin embargo, sigue empeñada en acusar al pueblo catalán de dejarse llevar por un proces burgués mientras solo les ofrecen la opción de seguir aguantando el chaparrón de recortes y de barbarie neoliberal.

Todo ello en unas elecciones con candidatos de la oposición encerrados en las mazmorras del estado o en el exilio y con la porra del art. 155 pendiendo sobre las cabezas de los independentistas. Aún así, los tejemanejes y los intentos de pucherazo no han surtido tanto efecto como el deseado y la República Catalana se ha revalidado. Además, con el error cometido de no acudir a las urnas en coalición, como sucedió en 2015, lo que probablemente ha hecho que se pierda algún escaño.

A destacar también el hundimiento del PP, prácticamente desaparecido de Cataluña, al que C´s ha comido casi todos los votantes, además de las consecuencias lógicas del suicidio de Podemos, que ha terminado apoyando finalmente al régimen del 78 (a pesar de la opinión de sus bases catalanas). En el caso de la CUP, sigue siendo el partido clave para que el independentismo siga adelante, aunque haya sufrido las consecuencias de la campaña del miedo de los medios de propaganda del régimen, además del boicot de muchos grupos cercanos que han considerado que su posicionamiento tras la brutal represión policial del 1-0 y la ambigua proclamación de la República Catalana ha sido como poco timorato, y finalmente han apostado por la abstención apostando por la abstención. Es el caso de, entre otros, Resisteix Lleida, que sacaron un comunicado en el que decían que "La CUP, para quien pedimos el voto en las últimas elecciones, tampoco han cumplido lo prometido. Ni han hecho la presión necesaria al Govern, ni han denunciado sus vacilaciones a tiempo y con fuerza, ni promovieron una respuesta a la altura ante los encarcelamientos o tras la declaración de independencia que ha quedado en humo. ¿En qué queda la desobediencia aceptando estas elecciones? ¿En qué queda la combatividad llamando a poco más que a caceroladas o a paseos con velas? Los apoyamos para que hablaran claro al pueblo y por miedo, por ingenuidad o por incompetencia, no lo han hecho. Sin llamar a una resistencia más firme, se ponen a la altura del resto de partidos independentistas. Así, el Estado lo ha tenido muy fácil para encarcelar, imponer el 155 e impedir la república".
En cualquier caso, la realidad ha devuelto, como si se tratara de un boomerang, el golpe a Madrid. A los unionistas, a los gran españolistas, les ha salido el tiro por la culata. Ahora, ¿qué pueden hacer? Otro nuevo 155 a ver si a la tercera va la vencida... Mandar a más policía o al ejército ¿Meter a todos los independentistas en la cárcel? Cualquier cosa se puede esperar del bloque de la Una, Grande y Libre, que no ha tenido ningún tapujo durante toda la transición en cortar por lo sano cualquier intento de insumisión o de sacar los pies de ese tiesto que el franquismo dejara, como expresara su gran líder, "atado y bien atado". Sin embargo, lo cierto es que les habrá quedado claro, suponemos, que no se enfrentan con fantasmas o a minorías infladas por la propaganda, sino con todo un pueblo, o la mayoría de él, simplemente dispuesto a poder decidir por sí mismo (y como todo pueblo, formado principal y mayoritariamente por su clase trabajadora, aunque esté desmovilizada por el oportunismo y sin tener partidos de clase que ofrezcan un camino propio, recordándo aquella indicación de Lenin de la doble tarea del proletariado en relación a la cuestión nacional).

En cuanto al mantra de la progresía de que han ganado las derechas o que han perdido las izquierdas, como si en España actualmente existiera tal diferenciación (el carrillismo ha hecho mucho mal entre los así llamados comunistas españoles), en realidad los que han perdido son los partidarios del continuismo, de seguir tragando con la herencia impuesta a golpe de sable del 78, y los que han ganado, dentro y fuera de Cataluña (donde muchos trabajadores quieren también una República), son los que se oponen a aquello. Tampoco hay que volverse loco. En realidad, todavía no ha ganado nadie, pues en un estado realmente antidemocrático como el español, el respeto al voto es una ficción (ya desde la imposición a ruido de sable del régimen del 78 se evitó preguntar al pueblo, en otras ocasiones se han ilegalizado mayorías y, si es necesario, se prohiben periódicos como Egin o se manda a la policia a evitar votar).

En cuanto a la "izquierda", tienen que cambiar mucho las cosas para que surja un partido que sea capaz de, en vez de acusar al pedo de ser burgueses a los trabajadores que quieren romper con el estado de las cosas por votar a partidos que, evidentemente, no son revolucionarios, aunque les ofrezcan una ruptura que pueda ser o no más o menos ficticia, ofrecer a los que les votan, a los que sufren en primera persona la consecuencia de la desmovilización y desorganización provocada por esos mismos partidos que deberían representarlos, salidas reales, opciones alternativas que no se queden, como hasta ahora, en palabras huecas, críticas sin acción o falsas promesas revolucionarias que terminan una y otra vez diluyéndose en una mera reproducción, más o menos cosmetizada, del status quo.

19 de diciembre de 2017

RBC denuncia la nueva detención de Kobad Ghandy, inmediatamente después de su salida de la cárcel.

La Red de Blog Comunistas (RBC) se solidariza con el comunista indio Kobad Ghandy, que ha sido detenido inmediatamente después de salir de la cárcel, a pesar de su grave estado de salud.

Compartimos aquí la traducción al castellano de  la denuncia del propio Kobad Ghandy ante su situación:




Después de haber sido absuelto de todas las acusaciones y de pasar ocho años y tres meses en la cárcel, cuando yo, Kobad Ghandy finalmente fue liberado, inmediatamente fui nuevamente arrestado por la policía de Jharkhand, solo tres días después de quedar libre. El 16 de diciembre de 2017, cuando asistía a la corte de Achempet (cerca de Hyderabad), el Jharkhand, acompañado por la APSIB (Oficina de Inteligencia del Estado de Andhra Pradesh) me arrestó y me llevó en avión a Ranchi. Esta FIR ha estado pendiente desde 2010 y aunque yo y las autoridades de la cárcel de Cherlapalli escribimos dos veces a la JMFC Bokaro / Tenughat para producción, no hubo respuesta. La primera carta se escribió hace más de un año el 2 de noviembre de 2016. Y cuando no hubo respuesta, el 9 de marzo de 2017 enviamos un recordatorio a las autoridades de la cárcel. Todavía no hubo respuesta.

Aunque tengo 71 años y tengo graves problemas de salud. Inmediatamente después de mi salida del penal me hice un chequeo en el Hospital Apollo, Hyderabad, que concluyó la necesidad de un descanso completo de al menos un mes. Está claro que los métodos policiales se utilizan para matar legalmente, dado que tengo 71 años y una salud muy deficiente. Desde hace siete años no se molestaron en este caso, pero para mantenerme en la cárcel a través de un juicio por tiempo indefinido, me arrestaron inmediatamente después de la liberación. En el caso en el que ahora se me acusa, la mayoría han sido absueltos y el resto están en libertad bajo fianza. Sin embargo, a mí se me acosa.

Si algo grave me sucede por mi estado de salud en la cárcel con este arresto, responsabilizaré al gobierno. Dado que he sido absuelto en todos los casos, y que la mayoría de los acusados han sido absueltos en este caso, mi edad y estado de salud exigen mi liberación inmediata.

Kobad Ghandy 16 de diciembre de 2017

Dareen Tatour, poeta palestina: "Resiste, mi pueblo"

Imagini pentru Dareen TatourLa autora del poema "Qawem Ya Shaabi Qawemahum" (Resista a mi pueblo, resite contra ellos), Dareen Tatour es una joven poeta palestina que fue arrestada el 11 de octubre de 2015 por la policía israelí. El 2 de noviembre de 2015 fue acusada de incitación a la violencia y de apoyar a una organización terrorista. En el centro de las acusaciones estaba su poema. Solo el 17 de julio de 2016, durante la audiencia final del caso de la fiscalía, se acordó que a Tatour se le permitiría cumplir con su arresto domiciliario en Reineh con su familia, donde permanece hoy.

Se trata de un poema muy actual, en estos momentos en los que el pueblo palestino está comprobando de nuevo que el engaño de la solución negociadora con el régimen de apartheid que sufren bajo la bota de la minoría sionista no lleva a ningún sitio y que solo le queda la única salida de seguir luchando  contra el sionismo y el imperialismo

"No voy a sucumbir a la “solución pacífica”, nunca bajaré mis banderas hasta que los eche de mi tierra", dice el poema de Tatour. Y a las puertas de la tercera intifada, ya anunciada por Hamas, tras el reconocimiento por el gobierno de Trump de Jerusalén como capital de Israel, saltándose las resoluciones de la ONU al respecto y toda legislación internacional, estos versos están en la cabeza y en el corazón de todos los palestinos y, por supuesto, de los antimperialistas y antifascistas de todo el mundo:

Resiste, mi Pueblo, resiste contra ellos.
Resiste, mi Pueblo, resiste contra ellos.
En Jerusalén, vestí mis heridas y respiré mis penas
Y cargué el alma en mi mano
por una Palestina árabe.
No voy a sucumbir a la “solución pacífica”,
nunca bajaré mis banderas
hasta que los eche de mi tierra.
Los lanzaré fuera en un tiempo por venir.
Resiste, mi Pueblo, resiste contra ellos.
Resiste al robo del colono.
y sigue la caravana de mártires.
Trituremos la constitución vergonzosa
que imponía degradación y humillación
y nos impidió restablecer la justicia.
Quemaron a los niños que no tienen culpa;
como a Hadil, que lo ejecutaron en público,
lo mataron a plena luz del día.
Resiste, mi Pueblo, resiste contra ellos.
Resiste al ataque de los colonialistas.
No le hagamos el juego a sus infiltrados
que nos encadenan con la ilusión pacífica.
No temas a lenguas inciertas;
La verdad en tu corazón es más fuerte,
Todo lo que resistes en la tierra
lo has vivido entre los asaltos y la victoria.
Como Ali llamó desde su tumba:
Resiste, mi pueblo rebelde.
Escríbeme una prosa en la madera de agar;
Mis restos te tienen como respuesta.
Resiste, mi Pueblo, resiste contra ellos.
Resiste, mi Pueblo, resiste contra ellos.

17 de diciembre de 2017

La gran burguesía catalana es españolista

Como era de esperar, la gran burguesía catalana se ha posicionado con claridad ante las elecciones del próximo 21 de diciembre en Cataluña. No se trata de una sorpresa, sino de algo que, a pesar de los españolistas de derecha o de izquierda, que han intentado hacer colar lo contrario por intereses de clase o chovinistas y, sobre todo, para desmovilizar a la clase obrera, siempre fue así.


Ya contaba Marx en sus artículos sobre España que los adinerados españoles (pero en este caso si que no importa su nacionalidad), aunque se autodenominaban muy patriotas ellos, no dudaron en hacer genuflexiones a Napoleón cuando este se hizo con el control de las Españas, alabándole y aceptándo con total convencimiento a su hermano José como rey. De no llega ser por el pueblo, hoy probablemente estaríamos hablando francés, y la gran burguesía sería, sin duda, gran defensora de la gran madre patria francesa. 

Lo mismo sucede en todo pueblo: como ya decía José Díaz, el 9 de febrero de 1936, los parásitos y opresores, los que explotan, solo defienden su propio interés, no tienen patria:

"¿Patriotas ellos? ¡No! Las masas populares, vosotros, obreros y antifascistas en general, sois los patriotas, los que queréis a vuestro país libre de parásitos y opresores; pero los que os explotan no, ni son españoles, ni son defensores de los intereses del país, ni tienen derecho a vivir en la España de la cultura y del trabajo."

El parásito, el capitalista, siempre está al lado del más poderoso, aunque este sea la potencia imperialista dominante, en este caso del status quo impuesto por Madrid desde 1939, tras el lavado de cara superficial del 79. En todo caso, la que saca los pies del tiesto, precisamente en conflicto con la primera, es la pequeña burguesía, en lucha contra el servilismo hacia la metrópolis o del imperio de los primeros con el fin, lógicamente egoísta, de llevarse ellos la tajada a su cesto. Sin embargo, al contrario del posicionamiento con el centralismo y la gran burguesía españolista, es de esta lucha de la que los comunistas han de aprovecharse para tratar de dirigir, o de ganar presencia en él, el movimiento popular, incluso recurriendo al apoyo de la burguesía nacional circunstancialmente, como ya pasó en, por ejemplo, en otros muchos casos como China o toda lucha de un pueblo contra la potencia colonizadora y opresora, pero también en la formación de frentes antifascistas en la Segunda Guerra Mundial.

En este sentido, el tocado y desorganizado movimiento comunista español ha perdido una gran oportunidad con la lucha del pueblo catalán por su autodeterminación para reconstituirse, para intentar rehacer lo perdido, para volver a ser lo que fue cuando sus líderes y cuadros, fieles al marxismo-leninismo, a Lenin y a Stalin, no dudaban en apoyar e incluso dar su vida para que los pueblos del estado español decidieran por sí mismos si querían o no seguir su propio camino. La traición del PCE en el 78 sigue pesando mucho, y tantos años de complicidad y conciliación con el enemigo ha hecho que muchos ya no sepan por qué y contra qué luchan, ni hacia donde deben dirigirse.

En el caso del estado español y de las circunstancias actuales de represión de Madrid a los intentos de los catalanes de decidir, o no, su autodeterminación, que el grueso de la gran empresa catalana no ve con buenos ojos la independencia está más que claro. Desde la celebración del referéndum del 1 de octubre, y la salvaje represión policial de los intentos de votar, alrededor de 3.000 sociedades han trasladado la sede social fuera de Cataluña y diversas organizaciones empresariales y grupos de presión del gran poder económico han festejado la aplicación del artículo 155.

Así lo explica en un artículo en Público Marc Font, analizando la actitud de las grandes asociaciones de capitalistas de la nueva República Catalana (al menos si tenemos en cuenta el voto del pasado referéndum del 1-0 pese a la represión de Madrid).

Ante las elecciones convocadas por el supremacismo españolista para el próximo día 21, campaña en la que, por un lado, el gobierno mantiene en la cárcel a algunos líderes del bloque independentista, mientras otros tienen que mantenerse en el exilio, la gran empresa no ha dudado en posicionarse por los partidos españolistas: Ciudadanos, PSC y PP.

Así, las principales organizaciones de la gran empresa de Cataluña no han parado de dejar claro su apoyo al gobierno central y a la continuidad del sometimiento de Cataluña a España, lógicamente por motivos económicos, el único motivo que el capital tiene en cuenta siempre: lo que es bueno para su bolsillo.

Por ejemplo, el Círculo de Economía ha publicado un comunicado en el que se posiciona con claridad a favor del continuismo y de lado del españolismo de siempre. Fundado en 1958, el Círculo es un espacio de debate de la élite empresarial, económica y política del Principado.

El actual presidente es Juan José Bruguera, que está al frente de la inmobiliaria Colonial, una de las empresas que durante octubre trasladó la sede fuera del país. El espacio pide a los partidos que "se comprometan a desarrollar su futura acción política en el marco de la legislación vigente en cada momento". El texto añade que la declaración unilateral de independencia (DUI) "despertó la alarma y la reacción inmediata" de las empresas, que se tradujo en el traslado de las sedes, y advierte que "si la política catalana no reconduce de forma urgente esta deriva, los ciudadanos se verán abocados a sufrir las consecuencias, de forma directa e inmediata, como, por ejemplo, con un aumento del desempleo", como si el paro fuera consecuencia ahora, después de que en España haya más del 40% de paro juvenil, de la lucha por la autodeterminación del pueblo catalán.

Fomento del Trabajo, la gran patronal catalana, también ha hecho varios comunicados en los últimos días para manifestar que "es urgente generar un clima de estabilidad institucional y seguridad jurídica como requisitos indispensables para garantizar el crecimiento económico y del empleo". La organización empresarial ha aprovechado igualmente para advertir que la tensión política tiene un impacto tanto en la economía catalana como la española y pide mantener la "serenidad" institucional, en un mensaje bastante explícito de rechazo a la independencia.

El pasado 22 de noviembre, Fomento celebró el acto de entrega de los Premios Carlos Ferrer Salat en el que su presidente, Joaquim Gay de Montellà, compartió protagonismo con el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, y transmitió un mensaje similar. La patronal rechazó la declaración de independencia y Gay de Montellà se manifestó el 12 de octubre junto a las principales dirigentes del PP Catalán y de Ciudadanos en la movilización convocada por Sociedad Civil Catalana.

En cuanto a la Cámara de Comercio de Barcelona, esta ha organizado en los últimos días de noviembre, ​​junto con la Fundación Internacional Olof Palme y La Vanguardia, organizó el ya tradicional Encuentro de Economía de S'Agaró. El programa estuvo marcado por la presencia de representante del establishment político y mediático (pero exclusivamente del lado españolista: Miquel Iceta, la virreina Soraya Saénz de Santamaría o el titular de Economía, Luis de Guindos, han pasado por allí para hacer campaña porque todo siga igual.

Por el exclusivo Círculo Ecuestre han pasado las últimas semanas Miquel Iceta, Inés Arrimadas y Xavier García Albiol, pero ningún candidato de las otras cuatro formaciones que tendrán representación en el Parlament. El Ecuestre está presidido por el banquero Alfonso Maristany, y entre sus miembros figura Mar Raventós, presidenta de Codorniú, la cavista que en octubre trasladó su domicilio social en la Rioja.

Finalmente, el Círculo del Liceo, otro club privado y exclusivo, también ha invitado las últimas semanas en sus instalaciones Iceta, Arrimadas y García Albiol. Además, durante noviembre ha pasado otro socialista, el expresidente de la Generalitat José Montilla. El Círculo del Liceo está presidido por el financiero Ignacio García-Nieto Portabella, miembro de una familia representativa de la gran burguesía barcelonesa.

No son más que algunas de las múltiples muestras de la unidad férrea de la gran burguesía catalana con su homóloga española; la internacional capitalista tiene muchos más claros sus intereses comunes que la atomizada izquierda, dividida y despistada, ajena a las dos grandes tareas que les encargara Lenin en su análisis acerca de la cuestión nacional y el derecho de los pueblos a su autodeterminación: unidad de clase y apoyo a las luchas por la autodeterminación de los pueblos.

Por supuesto, aceptar las normas de juego del amo, impuestas a golpe de porra policial o decreto constitucional, es jugar la partida con cartas marcadas; en esta situación, ante las elecciones del próximo día 21, conviene que la clase obrera se movilice, principalmente en el lugar que tiene que ser su principal campo de lucha, la calle, pero, por supuesto, sin renunciar a ningún frente.

El enemigo es, volviendo a Lenin en su análisis sobre la cuestión nacional, principalmente el gran nacionalismo, el de Madrid, sin olvidar que también en Cataluña, una vez vencida la imposición externa, la clase obrera tendrá que continuar su lucha contra su enemigo natural e irreconciliable (a pesar de las trampas y engaños de Carrillo y del PCE sobre la reconciliación nacional y otras patrañas interesadas y al servicio del estado de las cosas): la clase capitalista, que, a propósito, y como se está viendo también en estos días, siempre lleva dentro, preparado para ser soltado en los momentos en los que les domina el miedo, a un criminal fascista.

13 de diciembre de 2017

El corazón de la tierra: basada en las revueltas mineras de Riotinto a finales del siglo XIX

El Corazón de la Tierra es la última película de contenido histórico, social o ideológico que hemos subido a Moscofilms; filme que se basa en la novela homónima de Juan Cobos Wilkins, recrea el llamado “año de los tiros” (1888), denominación que se dio en las minas de Riotinto a la jornada de sangrienta represión que siguió a la protesta de trabajadores de las minas y otros habitantes de la zona contra las condiciones de trabajo y contra el sistema de explotación del suelo onubense.

En 1888 una poderosa compañía inglesa explota durante más de 30 años las milenarias minas de Riotinto, en Huelva. Blanca Bosco, una niña de 9 años, y su inseparable amiga inglesa Kathleen, sobrina del director británico, son testigos de las miserables condiciones de vida de los trabajadores, entre los que abundan niños, y de la terrible contaminación atmosférica y la lluvia ácida que asola toda la comarca. Cosechas, ganado, árboles y ríos, y especialmente la salud de ancianos, niños mujeres y hombres desde Sevilla al sur de Portugal, sufren permanentemente la agresión de los humos tóxicos que hacen irrespirable el aire y asolan la tierra. La llegada al pueblo de Maximiliano, un revolucionario de quien se enamorará la madre de Blanca, supone un revulsivo y una esperanza para todos.

Mineros, agricultores y miles de personas venidas de toda Huelva, le siguen el 4 de Febrero de 1888 en una manifestación pacífica. Exigen mejorar las condiciones de trabajo y que se termine la emisión de los gases tóxicos, prohibidos por el Parlamento Británico desde hace 30 años, pero que las compañías inglesas seguían utilizando en sus "colonias" (en este caso, en España). Por supuesto, la influyente compañía no está dispuesta a rebajar sus beneficios económicos. Medio centenar de soldados del ejército español, enviados por el Gobernador de Huelva, hombre muy dócil a los dictados de los ingleses, abrirán fuego contra la multitud y pasaran a la bayoneta a los heridos en la Plaza de Riotinto. Una matanza que fue un sangriento hecho real de los muchos que se han perpetrado contra los trabajadores en la historia del estado español.

Años después, cuando Blanca y Kathleen, convertidas ya en jóvenes, reciben en un acto festivo en la estación de ferrocarril al nuevo director de la mina y a su apuesto guardaespaldas venidos de Estados Unidos, una dolorosa cicatriz perdura silenciosa y profunda en el corazón de todos... " el año de los tiros". Y es que el odio acumulado por la clase trabajadora contra los criminales explotadores siempre está presente mientras los primeros tengan una mínima dignidad.

Como hemos dicho más arriba, “El corazón de la Tierra”, coproducida por Canal Sur y dirigida por Antonio Cuadri a partir de la novela homónima de Juan Cobos Wilkins, recrea el llamado “año de los tiros” (1888), denominación que se dio en las minas de Riotinto a la jornada de sangrienta represión que siguió a la protesta de trabajadores de las minas y otros habitantes de la zona contra las condiciones de trabajo y contra el sistema de explotación del suelo onubense.

Este sistema consistía en la extracción del mineral en “teleras”, método de calcinación al aire libre. La contaminación atmosférica afectó a las cosechas, ganado, árboles, ríos, pero sobre todo a la población humana, que venía sufriendo sus consecuencias desde que una poderosa empresa británica había obtenido en 1873 la concesión para explotar el yacimiento bajo la denominación Río Tinto Company.

El año de los tiros, del pintor Romero Alcaide
Nada que no siga sucediendo en la actualidad, tanto en los paises menos desarrollados, donde las multinacionales siguen utilizando salvajes métodos de explotación de los recursos y del trabajo, como en los más avanzados, donde desde hace 20 años la clase obrera está sufriendo una cada vez más violenta agresión por parte de los capitalistas.

Novela y película descubren para el público esos hechos históricos, de los que apenas quedan referencias, y los mezclan con un relato intimista que transcurre en dos tiempos: en 1888, el año de los tiros, cuando los dos personajes centrales son dos niñas que pese a sus diferencias sociales entablan una fuerte amistad, y unos quince años después, cuando las dos jóvenes, sobre las que gravita el recuerdo de la tragedia, se enfrentarán por causa del mismo hombre.

Por supuesto, la pelicula tiene también sus socialdemócratas de turno, o sus capitalistas buenos, como si esto fuera posible, que al final se ponen de lado de los trabajadores proponiendo una posible convivencia de los que parasitan y los que trabajan. Al fin y al cabo, toda película necesita su financiación, y esta solo se consigue de los estados (en este caso, todos regímenes capitalistas) o de las grandes multinacionales

La película se puede ver en MOSCOFILMS, la página de cine de la clase trabajadora, (donde se puede disfrutar de otras películas de gran interés por su contenido social, político o revolucionario), o en el video que compartimos a continuación:




7 de diciembre de 2017

Cubillo, historia de un crimen de estado (Moscofilms)

El documental “Cubillo, historia de un crimen de estado”, se centra en la descripción de la historia del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario [MPAIAC], creado en Argelia por el protagonista de la historia.

Imagini pentru moscofilms
Antonio Cubillo (1930-2012) fundó el MPAIAC el 22 de octubre de 1964 en Argelia. El MPAIAC, apoyado por el Gobierno argelino,​ opta estratégicamente por una línea africanista, logrando el reconocimiento por la Organización de la Unión Africana (OUA) la africanidad de las islas y su derecho a la autodeterminación como culminación del proceso de descolonización.

En 1975 los servicios de inteligencia argelinos ponen Radio Argel a disposición del MPAIAC, que inicia las emisiones de radio de La Voz de Canarias Libre para el archipiélago canario. Así, Argelia podía favorecer sus intereses geopolíticos en la zona aprovechando la crisis del Sáhara Occidental, y propiciar la creación de una Canarias independiente. A primeros de febrero de 1976, una delegación de la Junta Democrática de España, formada por Rafael Calvo Serer, Santiago Carrillo y José Vidal-Beneyto, visita Argel y solicita el cierre de la emisora, ante la nueva situación creada en España tras la muerte de Franco, aunque Argelia por aquel entonces no se traga el final de la dictadura en España, aunque fuera el revisionista Santiago Carrillo, líder del PCE, el que fuera a negociar en nombre del nuevo régimen continuista por parte de Madrid.

No hay que olvidar, por supuesto, que en plena Guerra Fría, la independencia de Canarias y, sobre todo, el triunfo de cualquier forma de socialismo en las islas, era un tema estratégico de enorme importancia para el imperialismo norteamericano, como sucedía en todo el continente africano. La OTAN estaba muy interesada en controlar el archipiélago, como también el Sáhara Occidental, para evitar la salida al océano de Argelia, aliada de la Unión Soviética.

El 1 de noviembre de 1976 el MPAIAC inicia la actividad terrorista a través de las Fuerzas Armadas Guanches (FAG), haciendo estallar un explosivo en las Galerías Preciados de Las Palmas de Gran Canaria.

El 27 de marzo de 1977 hacen explotar una bomba en la floristería de la terminal de pasajeros del Aeropuerto de Gran Canaria hiriendo a 7 personas y anuncian una segunda bomba, obligando a desviar los vuelos al Aeropuerto de Los Rodeos, en Tenerife. Ese día se produciría en el aeródromo tinerfeño uno de los mayores accidentes aéreos de la Historia, con 583 víctimas mortales. Cubillo negó la colocación de la bomba y achacó las muertes a los controladores aéreos, a los pilotos y a la neblina reinante.​ Además, se sospechó de que fueron los propios servicios secretos españoles los que propiciaron el accidente para criminalizar al MPAIAC. Ese mismo mes muere un militante del MPAIAC, Santiago Marrero, en un tiroteo con vigilantes de la Armada Española en el cuartel de La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria, donde había entrado a robar armas. El 13 de mayo se produce el primer atentado terrorista de las FAG en territorio peninsular, estallando un artefacto explosivo en las Galerías Preciados de Madrid.

La única muerte causada directamente por el MPAIAC fue la del artificiero de la Policía Rafael Valdenebro al intentar desactivar una bomba colocada por el grupo en San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) el 24 de febrero de 1978, que iba destinada a asesinar a un abogado local. El artificiero, de 27 años, fue alcanzado en la cabeza, brazos y piernas y fallecería el 8 de marzo.

Ante la creciente repercusión y apoyo al movimiento separatista canario, el régimen español toma cartas en el asunto y, recurriendo a mercenarios y paramilitares (como sucedería más tarde con la creación del GAL en Euskadi), el 5 de abril de 1978 ordena que se apuñale a Cubillo en Argel, quedando inválido para el resto de su vida. El intento de asesinato contra Cubillo fue silenciado durante 72 horas por las autoridades argelinas, mientras ordenaban detener a los asesinos: el gobierno de Houari Boumédiène, debilitado por problemas económicos y políticos, pretendía desviar la atención de éstos relanzando su liderazgo en el Comité de Liberación y hacer comparecer a Cubillo en la cumbre de la OUA. La Audiencia Nacional sentenció en 1990 que personas «no determinadas», pero sí «pertenecientes a los servicios policiales», encargaron el asesinato a José Luis Espinosa Pardo, que fue condenado a 20 años de cárcel y al pago de una indemnización de 150.000 euros. Detrás de la mano de los asesinos se encontraba el gobierno español, sobre todo el Ministerio de Interior,  Rodolfo Martín Villa y el comisario Conesa, ambos franquistas que se habían reconvertido a la democracia muy superficialmente.

Imagini pentru independencia canariaEl documental que publicamos en MOSCOFILMS, la web de cine de la clase trabajadora, Cubillo, historia de un crimen de Estado, es obra de David Cubillo (sobrino del líder del MPAIAC) y se estrenó en el 2012. La cinta es de gran interés, ya que reconstruye la trayectoria de la organización, incorpora numerosas entrevistas y, en relación al atentado, muestra la complejidad que lo rodeó y los vínculos con los cuerpos de seguridad del Estado de sus autores. Se trata, pues, de una muestra más, de la transición sangrienta con la que el franquismo perpetuó su poder en la España así llamada “democrática”, cuyas consecuencias de represión contra toda protesta social de trabajadores y pueblos sigue teñida de sangre y violencia 39 años después de la muerte del General Franco.

Desde el atentado contra Cubillo el movimiento anticolonial canario se diluyó durante unos años, aunque últimamente el pueblo canario está volviendo a recuperar su historia y su sentimiento nacional, creciendo poco a poco de nuevo, inevitablemente, como sucede en todo el estado español, que ha impuesto la unidad a golpe de atentado, represión y criminalización de la lucha de pueblos y trabajadores, su movimiento por la autodeterminación.

El documental se puede ver en  MOSCOFILMS, la web de cine de la clase trabajadora, y a continuación:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...